Skip to content

El Marketing de Permisos

¡Qué tal!

Hoy te quiero hablar sobre un área del marketing que es realmente espectacular, tanto por los resultados que da como por lo sencillo que puede llegar a ser.

Me refiero al marketing de permisos.

No se trata de pedirle permiso a tu cliente, tampoco de preguntarle si deseas probar tu producto… Al menos no directamente.

Este concepto se populariza gracias a un pana que en los años noventa se daba cuenta de que el marketing tradicional interrumpía mucho al consumidor, este pana se llama Seth Godin.

Entonces, consideraba que el marketing debía pasar de ser de interrupción a ser de permiso. Es decir, basar la estrategia en pedir o solicitar el permiso del cliente, para así comenzar un proceso de comunicación con el potencial cliente, orientado a que lograr una venta.

Quizá te suene a un tipo de marketing muy poco usado, desconocido y hasta quizá innecesario porque «nunca escuché sobre eso». Bueno, sigue leyendo y te demostraré lo importante que ha sido, que es y que será.

Las claves del marketing de servicios

Según el pana Godin, la clave de un buen marketing de este tipo es que cumpla con 3 aspectos fundamentales:

  • Que sea esperado: Es decir, que el consumidor se espere el mensaje que generas. Porque ya ha dado su «permiso» para recibirlo.
  • Sea personal: Que no sea un mensaje publicitario más. Hay que hacerlo personalizado, que sea dirigido a ese consumidor que te dio permiso.
  • Pertinente para el consumidor: Que llegue en el momento ideal, que no interrumpa al consumidor. Porque quizá buscas generar interés en él, pero no en el momento oportuno. Así que, identifica ese momento.

Por si no te has dado cuenta aún, estos aspectos son el alimento ideal de un marketing inbound brutal.

El permiso es una ventaja

Este marketing de permiso te da una ventaja espectacular, es genial porque es muy amplia. Por ejemplo, este permiso te da una demostración explícita de que el consumidor está interesado en tu marca y en lo que vendes.

Ese interés, bien gestionado, se puede convertir en un lead, es decir, en un cliente potencial que ya sabe que existes, que sabe lo que vendes y es muy probable que termine comprando.

Otra ventaja que te da el permiso del usuario es que te permite llevarlo a un proceso de venta sin que se sienta obligado a escucharlo o leerlo. No lo interrumpes porque, como te expliqué más arriba, eso es algo que ya espera recibir el usuario.

¿Cuántas veces te han invadido diversos vendedores sin tú esperarlo? ¿Cómo te cae ese contacto inesperado?

Seguramente no muy bien, no hay nada peor a que te ofrezcan algo que no estás pidiendo, que no estás esperando y en el que no estás interesadx.

Comunícate por los medios esperados

Si llevas tiempo siguiéndome y has hecho alguno de mis cursos o has leído artículos anteriores, esto será algo parecido a lo que ya has visto, sin embargo, muchas veces se subestima y por eso es importante recordarlo.

Comunícate con tu público por los medios que están esperando ser contactados. Si se han suscrito a tu newsletter y esperan recibir más contenido de tu marca por e-mail ¿Por qué buscas llevarlos a tu chat de WhatsApp?

En el caso contrario. Si captaste leads por Instagram, que van directo a tu chat de WhatsApp Bussiness ¿Por qué les respondes por DM de Instagram?

Estas incoherencias terminan afectando el valor principal que necesitas para tener éxito, la confianza que tiene el usuario hacia ti y/o tu marca.

Mantén la coherencia y consistencia en tus comunicaciones para que tu público confíe en ti y se sienta seguro contigo como marca. Créeme que no hay mejor gancho que ese.

Ejemplos del marketing de permiso

Diría que el más famoso y usado es el e-mail marketing. El correo electrónico no está muerto, está más vivo que nunca y te puede dar muchos resultados si lo aplicas bien.

¿Es aburrido leer un email? No realmente, si lograr crear textos sencillos, interesantes y breves. Tu comunidad conectará mejor con tu marca. El contenido de valor es una apuesta segura, combínalo con correos informativos y SIEMPRE agrega un call to action (llamado a la acción) que los lleve a tu web o chat de WhatsApp.

El email marketing es full poderoso porque te permite hacer mensajes personalizados para tus suscriptores. Es una herramienta que encaja totalmente con este tipo de marketing, porque aprovechas al máximo ese permiso otorgado por el público.

Ahora, hay muchísimos otros ejemplos. Desde que te siguen hasta cuando seleccionan tu vídeo. El algoritmo de muchas plataformas actualmente se manejan mediante estos “permisos” que otorga el usuario.

Te lo traduzco. Cuando sigues a una marca en Facebook o Instagram, automáticamente le estás dando permiso de que sus publicaciones aparezcan en tu feed. Además de que entras en un segmento específico de anuncios (ads).

En YouTube, cuando te suscribes y le das a la “campanita”, estás otorgando el permiso de que te envíen cada cierto tiempo avisos sobre nuevos videos en ese canal, además de que aparezcan en tu página de inicio.

En conclusión

Este tipo de marketing es poderoso, está más presente que nunca y no debes pasarlo por alto.

Aprovecha ese interés que muestra tu público o segmento de mercado. Así lo consideres “pequeño”, es suficiente para que comiences a atraerlos hacia ti. Explota este tipo de marketing con tus estrategias inbound.

Si quieres aprender más sobre este mundo del marketing, te invito a ver los otros artículos que tengo publicados en mi blog.

También puedes echarle un vistazo a mis cursos. Te puedo enseñar a hacer anuncios efectivos, a crear tu propia estrategia y a mejorar tu nivel en ventas. Arriba, a la derecha, tienes la pestaña de cursos.

Si quieres recibir semanalmente las noticias más relevantes de este mundo y casos de éxito dignos de admirar, te invito a que te suscribas a mi newsletter.